Síguenos!

Eli Caner: la capacidad de transmitir emociones a través de la indumentaria profesional

Barcelonesa de nacimiento, neoyorquina de corazón. Después de completar sus estudios en el FIDM (San Francisco), se trasladó a Nueva York   y colaboró  con importantes diseñadores como Jonathan Simkhai. Pronto Eli comenzó a centrarse en sus propios diseños, creó una colección cápsula para el Surf Lodge y asociarse con Max Snow para su video “fantasma del caballo pálido”. En 2011,  diseñó los uniformes del personal  del Soho Grand Hotel, y  se dio cuenta de que el vestuario profesional  necesitaba un cambio de aires.  Desde entonces,  ha creado uniformes para  firmas de prestigio y en todos ellos ha volcado su pasión por la estética y la comodidad. Y es a partir de 2013 cuando crea su propia empresa Lady & Butler trabajando para reconocidos clientes a nivel internacional.

ELi Caner_edit

¿Qué te movió a trabajar el diseño de las prendas profesionales?

Estaba trabajando en moda en New York y siempre he tenido pasión por viajar y frecuentar hoteles y restaurantes.  Quería   formar  parte de este ambiente pero no me veía siendo un chef o gerente de un hotel. Observé que en muchos establecimientos de la alta hostelería y la restauración se vestían  uniformes de  diseños impresionantes pero en otros eran  básicos, incluyendo algunos que podían considerarse feos.  Se me encendió un click! y no dudé  en interrelacionar  mis dos pasiones e  iniciar una nueva carrera.

¿Consideras que hay un antes y un después en el vestuario del personal  de restaurantes?

Lo hay  pero el cambio aún no es muy evidente. Los  grandes hoteles  y  reconocidos   restaurantes  se han dado cuenta y ahora se toman muy  en serio el tema de los uniformes, pero  no todos se hacen eco de esta necesaria apertura. Hasta hace bien poco se consideraba que si un restaurante ofrecía un buen servicio ya estaba todo hecho. Esta línea de establecimientos ha de proyectar una atractiva imagen  transmitiendo  memorables emociones y buenas vibraciones  que no pasen desapercibidas para los clientes.  Afortunadamente,  algunos establecimientos  son  conscientes de que la decoración del local, la cuidada presentación de los platos y el diseño del vestuario de la plantilla de empleados deben caminar en la misma dirección.

Alexandre Valerio

Alexandre Valerio

Alexandre Valerio

Alexandre Valerio

Estando acostumbrados a la imagen tradicional ¿es arriesgado adoptar nuevos colores, diseños y tallajes?

Lo arriesgado es no hacerlo. Ahora es el momento de la evolución de las prendas profesionales  y los que no se adaptan se quedan atrás.

¿Para que distintos sectores del mundo profesional trabajas?

Hoteles, restaurantes y clínicas privadas.

Cada sector, ¿tiene distintas  carencias?

Tienen  diferentes carencias pero una misma necesidad; que los uniformes representen a la empresa y que los empleados se sientan contentos con sus uniformes. Si trabajan cómodos, el rendimiento es más alto.  Los restaurantes necesitan telas más especiales por las manchas y la cantidad de lavados mientras que los hoteles y oficinas necesitan más un corte favorable que una tela especial.

¿Son muchos los condicionantes que influyen a la hora de decidir como ha de ser un determinado vestuario?

Es importante encontrar un punto medio entre la identidad de la empresa, el espacio y el servicio que ofrecen. Me gusta crear  uniformes contemporáneos  pero pensados para permanecer vigentes a pesar del cambio del tiempo.

¿Cuáles son las materias a las que tienes más confianza? ¿Qué tipo de tejidos son tus preferidos?

Trabajo mucho con algodón y con mezclas con polyester. Últimamente estoy trabajando  con telas “técnicas” que tienen prestaciones tales como la repelencia  a los líquidos. Telas sintéticas pero que transpiran.

¿Cuál es el sector para el que todavía no has trabajado y te gustaría hacerlo?

Me gustarÍa introducirme en el de las aerolíneas.

¿Para que firmas trabajas? ¿En cual de ellas has dado un cambio más radical  a sus antiguos trajes de trabajo?

Ritz Carlton, The Standard, The Edition, The Hollywood Roosevelt, Fairmont,  Soho Grand hotel, The Surf Lodge, The Icon Hotel, Hotel on Rivington, Kola House, Del Posto, Via Carota, Nubel.  El  cambio más radical ha sido para las firmas más tradicionales como el Ritz Carlton, Fairmont and The Hollywood Roosvelt…

¿Trabajas para clientes nacionales o también de otros países?

Lady and Butler es international. Tengo proyectos en Europa, Asia y USA.

 Como cierre de nuestra entrevista, háblame, de tus nuevos objetivos  o de si ya  te consideras satisfecha con el resultado obtenido hasta ahora.

Siento que lo mejor está por venir. Quiero convertir Lady and Butler en un lifestyle brand. Quiero tener proyectos más complejos  en todas partes del mundo. Y empezar con nuevas colaboraciones.

 

Deja un comentario

dieciocho + diecinueve =