Síguenos!

Nuria Pitart: Creativa de la estampación manual

Nuria Pitart se define a sí misma como “una mujer de 48 años que ha tenido el privilegio de trabajar en lo que le apasiona”. Es consciente de que la creatividad se ha convertido, a lo largo del tiempo, en una “inseparable compañía”, sin embargo, manifiesta que no tiene interés en competir, ni en ser reconocida. Simplemente le complace trabajar en lo que le gusta.

Su actividad profesional autónoma le ha permitido poder dedicarse a criar y educar a sus dos hijos. Y ahora que dispone de más tiempo libre respecto a ellos, y desde hace 6 años, trabaja como educadora en un centro de niños con problemas de TDAH, TEA y dislexia a los que transmite su pasión por la estampación manual.

Núria 2016 (22)

¿Cómo nació tu interés por el diseño?

Las estanterías del taller de modista de mi madre estaban inundadas de telas y allí surgió mi interés por estudiar diseño de estampados en la escuela Idep de Barcelona. A partir de ahí, dejé de contemplar los estampados para crearlos yo misma. Estuve trabajando en el estudio de diseño Teresa Font en Barcelona y posteriormente como free lance con otras empresas: Ester d’Aquitània, Eva Garcia y Pimientos verdes fritos. Con el tiempo, cada vez me atraía más la idea de pintar directamente sobre tela, realicé cursos especializados en técnicas de estampación manual textil y de pintura sobre seda con Sílvia Japkin, diseñadora polifacética, que ya había sido mi profesora de diseño en IDEP, y acabó siendo una referencia para mí. En los años siguientes mi ocupación giró en torno a la docencia y a experimentar con la pintura manual, dedicándome a impartir talleres de dibujo y pintura sobre tela en diferentes centros de enseñanza, tanto para niños como adultos, y sin darme cuenta, los encargos personalizados eran cada vez más frecuentes, sábanas para canastillas y bodyes para bebés, camisetas para niños…para entonces ya tenía mi propio estudio taller de diseño.

N-1

¿Cuándo “debutaste” en el sector de la indumentaria laboral?

En el año 2002 surgió con mi hermana la idea de ofrecer diseños personalizados de estampación pintados a mano a través de la empresa familiar At Boga, que en ese momento tenía ya una dedicación muy importante en el sector de la confección de vestuario para la industria y hostelería. Así empecé a pintar batas para escuelas, delantales, chaquetillas de cocina, mantelerías…, y fue una gran idea. Resultó ser muy interesante y me animé de inmediato a trabajar desde esa perspectiva tan personalizada. Conseguir plasmar con un pincel las ideas y las emociones del cliente, adaptándolas a la prenda, un contexto, un ambiente o una decoración y sin traicionar mi estilo, ha sido siempre todo un reto.

¿Tienen garantía de durabilidad las pinturas de estos diseños?

Son lacas y además de muy buena calidad, aceptan lavados de muy altas temperaturas, tienen una temporalidad muy larga.

¿Son los clientes los que te piden que tipo de diseño quieren o te dejan total libertad de acción?

Observo, estudio el encargo y respeto unos principios que a veces tengo que defender. En el caso de encargos de diversas prendas con el mismo fin, aunque unifique el estilo, los colores, el concepto y la idea, es imposible que un diseño sea igual a otro. Pinto a mano alzada y lo interesante es que se note que es un diseño único. A lo largo de los años ha habido encargos de todas clases, hay muchos en los que estás muy limitada y otros en los que el margen para la creatividad y la imaginación es muy amplio.

N-11

En las batas escolares…¿de que tipo de dibujos eres partidaria?

Primero y lo más importante es saber para quien es, si es un maestro o maestra, su especialidad, el nombre de la clase… aunque en general me inclino por dibujos muy simples, muy naïf, imitando muchas veces el trazado de la mano infantil y con colores básicos. Usando perfiles a mano alzada, de pincelada desigual y seca, me siento más identificada con los diseños que dan la sensación de naturalidad, de sencillez, casi imperfectos!

¿Prefieres los dibujos discretos que se mimetizan con la prenda o que llamen la atención cuando se trata de vestuario profesional?

Siempre depende de la finalidad de la prenda, del contexto donde se va a exhibir, es muy importante que el diseño se adapte al ambiente o a la situación…Intento que llame la atención, aunque prefiero que destaque de forma integrada, procurando siempre que no resulte fuera de lugar y que no reste importancia al conjunto.

Y, por último…para que sector te gustaría crear diseños atractivos de los considerados protagonistas por su potencial presencia?

Hmmm!…creo que pintar diseños a mano en decoración, muebles, sillones,….sería un ámbito inexplorado, para mí, muy interesante!

 

 

Deja un comentario

19 + 7 =