Síguenos!

Uniformes femeninos: la cofia y su simbolismo

La enfermería es una profesión tradicionalmente asociada a mujeres, así como muchas otras como  cocinera o institutriz. No voy a entrar en el sexismo instaurado en nuestra sociedad durante siglos, pero me sirve para introducir la pregunta que me ha llevado a investigar sobre los uniformes femeninos, y la cofia como símbolo de estos:  ¿Cuándo y por qué ha desaparecido la cofia? ¿Cuál es la razón de su existencia?

Para empezar,  una de las teorías más extendidas sobre el origen del clásico uniforme de enfermera se remonta a su época más oscura, previa a la aparición de Florence Nightingale. En esos años, esta profesión estaba relacionada con la prostitución. Posteriormente a la aparición de la madre de la enfermería moderna, se empezó a usar la cofia como elemento distintivo, para poder salir al cuidado de sus pacientes por la noche y no ser confundidas con prostitutas.

Ese detalle era suficiente para que la población tuviera respeto por ellas, ya que se empezaba a considerar un trabajo noble. De todas maneras en la Edad Media y  hasta casi principios del siglo XX, la cofia era una prenda que se utilizó con profusión en cualquier trabajo de los que se entendía como propios de la condición femenina: cocinera, doncella, hospitalaria, ama de leche, planchadora, institutriz, camarera, etc.

En España, a partir de los 70, la liberación sexual de la mujer, la inminente llegada de la democracia y la instauración de la carrera de Enfermería en las Escuelas Universitarias permitió la profesionalización de esta labor. El sistema de enseñanza cogía el camino hacia conceptos democráticos e igualitarios de la educación, basados en el respeto. La mujer reivindica que no es un objeto y es perfectamente capaz de desarrollar las mismas tareas que un hombre. Es por eso que hoy en día, estos elementos de vestuario se asocian  a una época pasada, donde la mujer era infravalorada y considerada un objeto al que lucir. Por eso, el clásico uniforme es a veces asociado a la denigración sexual de las mujeres.

Entrado el siglo XXI y normalizada la presencia de hombres y mujeres en todas las profesiones, pierden sentido los uniformes “únicamente femeninos”. Pasa lo mismo con las azafatas, cocineras, amas de llaves, etc.

¿Qué opináis sobre las implicaciones de un detalle tan pequeño como este adorno de pelo? ¿creéis que la liberación de la mujer ha influido en su desaparición o es por otros motivos? podéis participar comentando aquí, en twitter o en linkedin.

 

Aprovechando la ocasión recomiendo una película donde se refleja bastante bien la condición sexual de la profesión de la enfermería a mitades del siglo XX, aunque dudo que no la hayáis visto! Imagen de previsualización de YouTube

 

4 Responses

Deja un comentario

1 × uno =